Ahora

Lunes, 25 Agosto, 2014 - 11:00

Horario: 25, 26 y 29 de agosto
11:00-13:00 y 17:00-20:00

Un grupo de, pongamos, diez personas sentadas alrededor de una modelo. La están dibujando. Cuando la modelo mire los dibujos, ¿cuánta gente verá?

I don’t understand you parte del Glosario de Bulegoa z/b, en particular, de la idea de un contenido compartido que es interpretado desde distintas perspectivas.

Además de prestar atención a cada contenido específico, la propuesta pretende desplegar y explorar el proceso de interpretar; jugar con las posibilidades que ofrece la interpretación para informar, deformar y formar significados: para transformarlos, romperlos o hacer que se desmoronen; para ramificarlos, individualizarlos, crear contextos a su derredor, enmascararlos, revelarlos o destruirlos; para alejar los significados de su origen o devolverlos, transformados o reconocibles.

I don’t understand you
utilizará partituras como medio de interpretación. La intervención de tres días de duración comenzará con una propuesta de Toni Crabb, seguida de una segunda parte en la que el público asistente será invitado a elegir un conjunto de contenidos, crear partituras a partir de ellos e interpretar otras partituras de su elección. Idealmente, la propuesta incluirá participantes de tantas áreas de conocimiento como sea posible.

Para participar en la actividad, que se desarrollará el 25, 26 y 29 de agosto en horario de 11:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00, escribir a bulegoa@bulegoa.org

Toni Crabb es artista nacida en Harare, Zimbabue. Vive cerca de Barcelona. Proyectos recientes: Conversaciones sobre el placer, VI Bienal de Jafre; The Drawing Game, proyecto colectivo con Tanja Smit, Sinead Spelman y Carmen de Ayora; Fox, dibujos a diario sobre la relación entre ella y el bosque alrededor de la casa donde vive, a ser convertido próximamente en campo de golf y hotel.
www.tortoisebox.org/tonicrabb

Martes, 12 Agosto, 2014 - 20:00

Proyección de una película propuesta por Mark Chandler seguida de coloquio.

Las vírgenes suicidas (Sofia Coppola, 1999) vs. The Trilogy (The Melvins, 1999)

El Stylo Bastardo
En los últimos quince años he venido varias veces a Bilbao. No me dedico al contrabando. Empecé llamando la película que presento La batalla de los San Francisco Giants: Los Melvins vs. El clan de los Coppola. Supongo que andaba contándome cuentos. Todos lo hacemos, pero yo no soy narrador. Trataré de esquivar la narrativa. Me empezó a rondar la idea de poner un disco determinado mientras se proyectaba una película concreta. Cuando en el 2000 vi en el cine Las vírgenes suicidas de Sofia Coppola, me llamó la atención su uso del estilo(s). Casi sin darme cuenta, me quedé con la banda sonora (como se suponía que debía hacer), y me pregunté: “¿qué hubiera pasado si en lugar de esa banda sonora la señora Coppola hubiera utilizado The Trilogy?”. The Trilogy es un box set de tres discos (The Maggot, The Bootlicker, The Crybaby) que los Melvins sacaron por separado hacia 1999, y que yo andaba escuchando por esa época. Decidí pegar la oreja. Éste es ese “qué hubiera pasado si…”.

En lugar de “ilegal” utilizaré el término “ilegítimo”, aunque desde otra perspectiva.

Mark Chandler vive y trabaja en su Albuquerque privado.

 

EGB
Sábado, 26 Julio, 2014 - 10:00

“¿Qué es la subsunción real? Marx define la ‘subsunción formal’ como el proceso por el cual el capital integra unos procesos laborales que ya existen: técnicas, mercados, medios de producción, trabajadores, etc. Sin embargo, el desarrollo del capital transforma inexorablemente las relaciones sociales y los modos de trabajo según sus propias necesidades. La subsunción real de los procesos laborales ocurre una vez todo los aspectos de éstos han sido subordinados a la producción capitalista, cuyo fin es simplemente la valorización del propio valor.”
Ray Brassier: “Wandering Abstraction”

Tras la crisis financiera y mientras diversas luchas sociales se desarrollan por todo el mundo, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres y no tenemos un horizonte político creíble que sea capaz de parar este proceso. ¿Cuáles son las herramientas teóricas adecuadas que nos permitan pensar correctamente nuestro tiempo histórico? ¿Dónde encontrar esas herramientas en el actual paisaje cultural en ruinas? Lo que resulta claro es que no contamos con una narrativa convincente de la crisis y que, a pesar de ello, aún precisamos de algún tipo de teoría y de puntos de acuerdo a partir de los cuales actuar colectivamente de una forma que resulte significativa. Por un lado, la acción social resulta más urgente que nunca; por otro, la ideología dominante tiende a atomizar y separar a la gente. Si Internet ha logrado aumentar nuestra conectividad, también genera más y más formas individuales de subjetivación. Parece que actuar de forma colectiva es algo muy difícil y, cuando esto sucede, se hace bajo demandas y términos tan genéricos como we are the 99% o ¡Democracia real YA!. En este grupo de lectura se plantea discutir nociones como “organización” o “colectividad”, así como pensar en la posibilidad de un sujeto revolucionario hoy día.

Para lograrlo, se tratará de analizar el estado actual del capitalismo contemporáneo, preguntándose por qué tipo de políticas pueden resultar ser críticas, deseables y efectivas bajo la subsunción real. Al mismo tiempo, se pretende explorar las implicaciones y consecuencias de estas políticas en relación a las prácticas artísticas contemporáneas. Con este objeto, se analizarán algunas teorías emergentes que en la actualidad piensan la superación del capitalismo. Como punto de inicio, se leerá un texto reciente del filósofo Ray Brassier que analiza dos tendencias teóricas: la Comunización y el Aceleracionismo. Aunque las dos parten de Marx, ponen en cuestión la noción del proletariado como sujeto revolucionario bajo la subsunción real. La Comunización en este caso difiere del uso que hacen del término Tiqqun o Comité Invisible, acercándose más a la teorización de colectivos marxistas de extrema izquierda como Théorie Communiste, Endnotes, Blaumachen o Riff-Raff, quienes conjuntamente editan SIC- International Journal for Communisation.

El Aceleracionismo es un término acuñado por Benjamin Noys en 2008 como una crítica al filósofo británico Nick Land y su tesis de que el capitalismo tiene unas cualidades liberadoras que han de ser adoptadas e incluso llevadas hasta sus últimas consecuencias con el objeto de lograr un cambio radical. Esta idea surge del fracaso del 68 y del consecuente sentimiento de desencanto, siendo sus referentes históricos Economía Libidinal de Jean-François Lyotard y El Anti-Edipo de Gilles Deleuze y Félix Guattari. Recientemente, Alex Williams y Nick Srnicek han reconsiderado la noción del Aceleracionismo en su “#Accelerate Manifesto”. Este manifiesto ha sido descrito por algunos como una expresión política del movimiento filosófico conocido como “Realismo Especulativo” y ha recibido mucha atención y comentarios de figuras prominentes como Toni Negri.

La Comunización, tal y como la entiende el colectivo Endnotes, supone la destrucción directa del capital como un valor que es capaz de valorizarse a sí mismo, así como el fin de las relaciones de reproducción de los trabajadores en tanto que trabajadores. Esta noción de Comunización se presenta en oposición a la de “programatismo”: una teoría y una práctica de la lucha de clases en la que, en su marcha hacia la liberación, el proletariado encuentra los elementos fundamentales de una organización social futura que se constituye en el programa a conseguir. Las políticas del Aceleracionismo, por el contrario, proponen que cierto “programatismo” es no sólo posible sino también necesario con el fin de preservar las conquistas del capitalismo tardío y sus tecnologías mientras simultáneamente se supera el sistema de valor y las estructuras de gobernanza de aquél. Aquí nos encontramos con dos visiones distintas sobre cómo pensar nuestro futuro. De ahí surgen un par de cuestiones cruciales: ¿está el pensamiento completamente instrumentalizado por el sistema de valor capitalista o podemos utilizarlo para comprender los procesos por los cuales nos convertimos en mercancía? ¿cómo podemos pensar la relación entre lo conceptual y lo social en la práctica?

Aunque estas preguntas resultan aplicables a todas las sociedades capitalistas, resultan pertinentes aquí en Bilbao donde, atendiendo al contexto específico del País Vasco, se asiste a una nueva situación política tras el alto al fuego de ETA. Al mismo tiempo, en el Estado español se dan toda una serie de luchas y manifestaciones en protesta por los recortes económicos y una administración autoritaria que promueve a un capital favorecido por unos gobernantes corruptos. ¿Cómo relacionar esas teorías con este contexto específico?

Para participar en la sesión de lectura, que se desarrollará de 10:00 a 14:00, y recibir la bibliografía en inglés, escribir a bulegoa@bulegoa.org

Textos propuestos: 


“Wandering Abstraction”, de Ray Brassier. 

"Relics of Progress", de Anna O'Lory
Respuesta al texto de Brassier desde una perspectiva comunizadora cercana al SIC Journal

* Ésta es la quinta y última de las sesiones de lectura. La serie concluirá con un taller el 28 y 29 de noviembre de 2014 en el que participarán Anna O'Lory, Federico Corriente, Ray Brassier, Marina Vishmidt y Anthony Iles. Loty Negarti y Mattin coordinan las sesiones de lectura y el seminario.

Miércoles, 23 Julio, 2014 - 21:30

Proyección de una película propuesta por Zuhar Iruretagoiena seguida de coloquio.

Montenegro o cerdos y perlas (Dušan Makavejev, 1981, 96 min.)

1981. Una niña pregunta a un mono en el zoo:
- ¿Por qué vives ahí? ¿No es más agradable el lugar de donde provienes?

El abuelo que disfrazado de Búfalo Bill quisiera ser un cazador en las amplias llanuras, el padre que desea abandonar su familia acomodada en Suecia para escapar al calor brasileño, los niños que juegan a suplantar el papel de los adultos asumiendo convenciones establecidas que ni sus padres cumplen y, sobre todo, una esposa hastiada que anhela sentirse deseada y volver a descubrir el placer carnal. Montenegro es el límite del deseo.

Dušan Makavejev nos muestra el aburrimiento de un mundo burgués dominado por las represiones sexuales que es golpeado por el casual encuentro con unos inmigrantes serbios y su mundo paralelo.

Zuhar Iruretagoiena Labeaga (Zarautz, 1981), artista, investigadora, profesora, estudiante, a veces ama de casa...

Viernes, 11 Julio, 2014 - 09:00

09:00 a 21:00 - Manu Uranga mostrará en Bulegoa z/b el material audiovisual Gio bat-Zabala y Gio bat-Txitxarro. Los vídeos reproducidos en los monitores cambiarán de orden permitiendo realizar una edición en el lugar durante el transcurso de un día.

GIO BAT

En su conjunto, las partes que componen el proyecto Gio bat de Manu Uranga se pueden visualizar como una secuencia. Su producción toma sentido en relación al espacio ocupado por medio de acciones performativas y de la materialización escultórica. Los espacios donde parar se convierten en lugares para el trabajo e intentan situar la secuencia temporal del proyecto: detenerlo y entenderlo. La propia condición de los espacios elegidos es lo que genera el deseo de seguir el curso de los acontecimientos y de creer en el proceso causa/efecto de este proyecto.

Gio bat está pensado para que, en su desarrollo, pueda generar flujos e inercias de cara a una forma de producción que, inevitablemente, se verá afectada por la relación con los espacios a intervenir. De esta forma el proyecto analiza la realización física mediante el cuerpo y el gesto y la relación material con el lugar a través de los soportes tecnológicos y sus dinámicas, pero también cómo esta relación obliga a reconsiderar el modo en que este mecanismo es presentado. Una relación material que, por un lado, resulta más expresiva y estática, al estar centrada en “el objeto/mecanismo en sí” y que, por otro lado, resulta más cinética y transitiva cuando se centra en “el acto de transformación” realizado sobre el propio mecanismo/objeto.

El mecanismo, que se pone en funcionamiento cuando este proyecto es ejecutado por un grupo de personas que manipulan las lanzas móviles sujetadas a la estructura de un espacio, se convierte en material sobre el que intervenir como una especie de prolongación del cuerpo, para con él experimentar nuevas maneras de ocupar el espacio con “despliegues” que lo desplazan de un lugar a otro.

Gio bat-Zabala (2 de agosto de 2013)
Fue la primera intervención realizada dentro de este trabajo y funciona como eje central del proyecto. Seis tubos de aluminio sujetados en la estructura de un espacio sirven para poner en marcha un mecanismo manipulado por personas.

La disposición física de los operantes en relación a los tubos y su puesta en movimiento en el espacio va generando inercias y tensiones que las cámaras fijadas en cada una de las lanzas registran mientras dura la intervención.

Gio bat-Txitxarro (7 de junio de 2014)*
Es la segunda intervención del proyecto. Una imagen que se fragmenta y se satura hasta formar una única masa de la pista de baile. La introducción de un aparato y su disposición en una estructura mayor (la discoteca) influye en el movimiento de las personas que intervienen en ese lugar. Las alteraciones técnicas, los solapamientos de los cuerpos y sus desplazamientos van generando una misma imagen, una visión larga y concentrada. Una especie de atención sostenida en el tiempo.

*La producción de Gio bat- Txitxarro ha contado con el apoyo del programa Eremuak.

Manu Uranga (Zumaia, Gipuzkoa, 1980). Sus últimos trabajos suponen una reflexión abierta sobre los procesos exploratorios de las alteraciones de orden físico del espacio por medio de la escultura y el lenguaje audiovisual. Es licenciado en Bellas Artes (2005) y ha realizado el Máster en investigación y creación en arte (UPV-EHU). Sus exposiciones individuales más recientes han sido: Decúbito manual (tercera parte y última del proyecto Dos de Mayo 25. Bilbao) dentro del programa Barriek, en Sala Rekalde (Bilbao, 2013); Planos (segunda parte), Torre de Ariz (Basauri, 2013) y Planta (primera parte), COAVN, Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (Bilbao, 2012). En 2012 publicó MLDJ junto a los artistas David Martínez Suárez, Jon Otamendi y Lorea Alfaro. Ha participado en diferentes actividades y exposiciones colectiva y ha recibido varios premios y becas de creación.

EGB
Sábado, 5 Julio, 2014 - 10:00

“¿Qué es la subsunción real? Marx define la ‘subsunción formal’ como el proceso por el cual el capital integra unos procesos laborales que ya existen: técnicas, mercados, medios de producción, trabajadores, etc. Sin embargo, el desarrollo del capital transforma inexorablemente las relaciones sociales y los modos de trabajo según sus propias necesidades. La subsunción real de los procesos laborales ocurre una vez todo los aspectos de éstos han sido subordinados a la producción capitalista, cuyo fin es simplemente la valorización del propio valor.”
Ray Brassier: “Wandering Abstraction”

Tras la crisis financiera y mientras diversas luchas sociales se desarrollan por todo el mundo, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres y no tenemos un horizonte político creíble que sea capaz de parar este proceso. ¿Cuáles son las herramientas teóricas adecuadas que nos permitan pensar correctamente nuestro tiempo histórico? ¿Dónde encontrar esas herramientas en el actual paisaje cultural en ruinas? Lo que resulta claro es que no contamos con una narrativa convincente de la crisis y que, a pesar de ello, aún precisamos de algún tipo de teoría y de puntos de acuerdo a partir de los cuales actuar colectivamente de una forma que resulte significativa. Por un lado, la acción social resulta más urgente que nunca; por otro, la ideología dominante tiende a atomizar y separar a la gente. Si Internet ha logrado aumentar nuestra conectividad, también genera más y más formas individuales de subjetivación. Parece que actuar de forma colectiva es algo muy difícil y, cuando esto sucede, se hace bajo demandas y términos tan genéricos como we are the 99% o ¡Democracia real YA!. En este grupo de lectura se plantea discutir nociones como “organización” o “colectividad”, así como pensar en la posibilidad de un sujeto revolucionario hoy día.

Para lograrlo, se tratará de analizar el estado actual del capitalismo contemporáneo, preguntándose por qué tipo de políticas pueden resultar ser críticas, deseables y efectivas bajo la subsunción real. Al mismo tiempo, se pretende explorar las implicaciones y consecuencias de estas políticas en relación a las prácticas artísticas contemporáneas. Con este objeto, se analizarán algunas teorías emergentes que en la actualidad piensan la superación del capitalismo. Como punto de inicio, se leerá un texto reciente del filósofo Ray Brassier que analiza dos tendencias teóricas: la Comunización y el Aceleracionismo. Aunque las dos parten de Marx, ponen en cuestión la noción del proletariado como sujeto revolucionario bajo la subsunción real. La Comunización en este caso difiere del uso que hacen del término Tiqqun o Comité Invisible, acercándose más a la teorización de colectivos marxistas de extrema izquierda como Théorie Communiste, Endnotes, Blaumachen o Riff-Raff, quienes conjuntamente editan SIC- International Journal for Communisation.

El Aceleracionismo es un término acuñado por Benjamin Noys en 2008 como una crítica al filósofo británico Nick Land y su tesis de que el capitalismo tiene unas cualidades liberadoras que han de ser adoptadas e incluso llevadas hasta sus últimas consecuencias con el objeto de lograr un cambio radical. Esta idea surge del fracaso del 68 y del consecuente sentimiento de desencanto, siendo sus referentes históricos Economía Libidinal de Jean-François Lyotard y El Anti-Edipo de Gilles Deleuze y Félix Guattari. Recientemente, Alex Williams y Nick Srnicek han reconsiderado la noción del Aceleracionismo en su “#Accelerate Manifesto”. Este manifiesto ha sido descrito por algunos como una expresión política del movimiento filosófico conocido como “Realismo Especulativo” y ha recibido mucha atención y comentarios de figuras prominentes como Toni Negri.

La Comunización, tal y como la entiende el colectivo Endnotes, supone la destrucción directa del capital como un valor que es capaz de valorizarse a sí mismo, así como el fin de las relaciones de reproducción de los trabajadores en tanto que trabajadores. Esta noción de Comunización se presenta en oposición a la de “programatismo”: una teoría y una práctica de la lucha de clases en la que, en su marcha hacia la liberación, el proletariado encuentra los elementos fundamentales de una organización social futura que se constituye en el programa a conseguir. Las políticas del Aceleracionismo, por el contrario, proponen que cierto “programatismo” es no sólo posible sino también necesario con el fin de preservar las conquistas del capitalismo tardío y sus tecnologías mientras simultáneamente se supera el sistema de valor y las estructuras de gobernanza de aquél. Aquí nos encontramos con dos visiones distintas sobre cómo pensar nuestro futuro. De ahí surgen un par de cuestiones cruciales: ¿está el pensamiento completamente instrumentalizado por el sistema de valor capitalista o podemos utilizarlo para comprender los procesos por los cuales nos convertimos en mercancía? ¿cómo podemos pensar la relación entre lo conceptual y lo social en la práctica?

Aunque estas preguntas resultan aplicables a todas las sociedades capitalistas, resultan pertinentes aquí en Bilbao donde, atendiendo al contexto específico del País Vasco, se asiste a una nueva situación política tras el alto al fuego de ETA. Al mismo tiempo, en el Estado español se dan toda una serie de luchas y manifestaciones en protesta por los recortes económicos y una administración autoritaria que promueve a un capital favorecido por unos gobernantes corruptos. ¿Cómo relacionar esas teorías con este contexto específico?

Para participar en la sesión de lectura, que se desarrollará de 10:00 a 14:00, y recibir la bibliografía en inglés, escribir a bulegoa@bulegoa.org

Texto propuesto:

“Work, Work Your Thoughts, and Therein see a Siege”, de Anthony Iles y Marina Vishmidt. En Communization and Its Discontents: Contestation, Critique and Contemporary Strugles, editado por Benjamin Noys.

*Anthony Iles participará en esta cuarta sesión de las cinco que componen el grupo de lectura “¿Qué hacer bajo la subsunción real?”. Por esta razón, los comentarios y las discusiones se realizarán en inglés. El texto a comentar en esta sesión gira en torno a las relaciones que tienen ciertas prácticas artísticas como el productivismo o el grupo inglés Artist Placement Group con las teorías propuestas por las diferentes corrientes comunizadoras.

La serie concluirá con un taller el 29 de noviembre de 2014. Loty Negarti y Mattin coordinan las sesiones de lectura y el seminario.

Anthony Iles es escritor y editor y vive en Londres. Es editor colaborador de la revista impresa y online Mute. Es autor del impreso ilustrado “The Lower Lea Valley as Fun Palace and Creative Prison” (“Lower Lea Valley como palacio de la diversión y prisión creativa”), sobre arquitectura flexible, participación y regeneración en los Juegos Olímpicos de Londres en 2013. Es co-editor junto a mattin de Noise & Capitalism (Ruido y capitalismo), Donostia-San Sebastián (Arteleku, 2009) y co-autor junto a Josephine Berry Slater de No Room to Move: Radical Art and the Regenerate City (Sin espacio por el que moverse: arte radical y ciudad regenerada), publicado por Mute en 2010. En los últimos diez años ha colaborado con artistas y músicos en charlas, discusiones, talleres, performances, exposiciones, proyecciones de películas y publicaciones.